Echium spp -Sembrar, plantar, mantener

Echium spp -Sembrar, plantar, mantener

Echiums, salvaje y espectacular!

El Echiums son originalmente plantas silvestres, tienen este nombre porque sus estambres se asemejan a la lengua de una víbora. Se trata de plantas que a veces se pueden encontrar en su estado natural original en climas templados, oceánicos y mediterráneos, en Europa y África. La planta forma una hermosa roseta de hojas puntiagudas, superpuestas, erectas de un bello verde azulado, en su continuidad, un tallo floral, una soberbia espiga floral formada por cientos de pequeñas flores, a menudo azules, que pueden alcanzar algunos metros de altura. . Los echium también son muy melosos, atraen indistintamente abejas y mariposas.
Hay muchas especies, incluidas anuales, bienales y perennes, que no son muy resistentes al frío, pero la mayoría de las especies desaparecerán después de la floración. Se vuelven a sembrar espontáneamente en todos los lugares donde se sienten bien.

Nombre botánico:

Echium spp

Tipo de planta

• Ciclo: Perenne, anual, bienal
• Follaje: Persistente
• Robustez: -7 ° C de mínima
• Familia: Boraginaceae, boraginaceae
• Puerto: Mechón en posición vertical
• Exposición: sol
• Suelo : Suelo drenado y ligero
• Siembra: Otoño
• Plantación: Primavera
• Cortar:
• Floración: Abril a septiembre
• Enraizamiento: Raíces
• Zona de cultura: 10 (ver mapas de resistencia de Francia y Quebec)
• Origen: Europa, Africa
• Planta melífera:
• Planta medicinal
• Toxicidad: sí

Características especiales del echium

• Resistencia al frío: Bajo. Echium acepta bien las bajas temperaturas nocturnas, pero requiere luz y sol durante el día, idealmente ubicado en un área abierta, resiste bien los vientos, acepta suelos de piedra caliza. Los suelos pobres pedregosos o arenosos son un entorno perfecto para ello.
Floración : Abundante y de rápido crecimiento
• Toxicidad: Las flores contienen una sustancia que puede provocar una parálisis leve, es un alcaloide paralizante como el curare, la equinina o la cinoglosina, pero en muy pequeñas cantidades son inofensivas para el ser humano. (Wikipedia). Las cerdas son irritantes si el contacto persiste con la piel.
• Salud: las flores secas se utilizan en infusión para calmar la tos, tienen cualidades depurativas, pectorales y diuréticas.

¿Qué exposición?

• Sol

¿Qué suelo?

• Ligero, drenado, pobre y poco profundo

¿Método de multiplicación de equios?

• Siembra

Cuando sembrar

• En otoño

¿Cómo sembrar echiums spp?

La planta se vuelve a sembrar fácilmente de forma espontánea en lugares donde se siente bien, es decir, donde el suelo, la exposición y las condiciones climáticas le convienen.

¿Cómo sembrar un echium en un cubo?

Las plántulas en macetas son más hipotéticas. La planta aprecia bastante moderadamente los desplazamientos y los trasplantes lo que hace que los resultados sean insatisfactorios.

Siembra en macetas en regiones templadas:

• Prepare tazas llenas de una mezcla de arena y tierra para macetas en proporciones iguales.
• Coloque una semilla por taza a una profundidad de 5 mm.
• Riegue ligeramente.
• Coloque los baldes en el jardín, idealmente para una noche fresca pero soleada durante el día.
• La germinación es bastante rápida, se produce a partir de las 2 semanas.
• A veces puede ser mucho más lento según las condiciones y las variedades sembradas.
• Transplante rápidamente después de que aparezcan las plántulas.
• No entierre las raíces demasiado profundamente.
• Apisonar suavemente.
• Rocíe ligeramente durante los primeros días y más a partir de entonces.

Siembre los equios en su lugar:

• Siembre directamente en su lugar en un área protegida del jardín en condiciones ideales de exposición.
• Aflojar la tierra unos centímetros.
• Coloque las semillas a 5 mm de profundidad.
• Apisonar.
• Riegue ligeramente.

Cuando plantar

Plantar en primavera, pero en áreas donde no se congela, una siembra de otoño puede ser adecuada.

¿Cómo plantar?

En el suelo:

Prepara el suelo:
• Trabajar la tierra a una profundidad de media pala sin voltear.

Prepare las plantas de echium:
• Las plantas de Echium pueden, dependiendo de la variedad, ser sujetos grandes y ocupar mucho espacio en el suelo, tenga cuidado con la distancia de plantación de 80 cm a 1 m.
• A los echium no les gusta el trasplante, sé delicado.
• Coloque las plantas poco profundas, idealmente tratando de mantener intacto el cepellón del contenedor para no tocar el sistema radicular.

En maceta (50 cm de diámetro):

• En el fondo de la olla, coloque una capa gruesa de grava.
• Prepare una mezcla de tierra de jardín y arena.
• Coloque 1 planta por maceta.
• Apisonar suavemente con agua.
• Coloque la maceta al sol.

Echium floreciente:

• De abril-mayo a agosto-septiembre

Entrevista :

• Podar después de la floración para mejorar la longevidad de la planta.

Algunas especies / variedades de echium:

Bugloss canario (Echium pininana): Perenne, con espigas de flores celestes que pueden alcanzar los 4 metros de altura.

VIP. Común (Echium vulgare): es una bienal de 60 a 90 cm, con flores de color azul violáceo, con 4 estambres que sobresalen de los pétalos. Florece de junio a agosto.
La variedad "Blue Bedder" tiene una floración original con flores de color azul pálido que evolucionan hacia el rosa.

VIP. falso plátano (Echium plantagineum): especie bianual de 20 a 60 cm con follaje flexible y flores violáceas. Variedad invasiva en buenas condiciones.

Echium va bien en el jardín con

• planta con salvia, chacarias euphorbias ...

Con o sin jardín ...

En el jardín : en macizo, en rocalla, en terraplenes.
Sin jardín: En macetas en la terraza o en balcones y terrazas soleados.

Imagen de ilustración: Echium candicans de

Hoja rápida:

resumen

Nombre del árticulo

Echiums orejas y magníficas flores.

Descripción

La planta forma una hermosa roseta de hojas puntiagudas, superpuestas, erectas, de un bello verde azulado, en su continuidad, un tallo floral, una soberbia espiga floral formada por cientos de pequeñas flores muchas veces azules que pueden alcanzar algunos metros de altura. .

Autor

Daniel de nuestro sitio web

Nombre del editor

Jaime-jardiner.com - EL socio de medios de jardinería del portal Ouest-france.fr

Logotipo del editor


Naturaleza alrededor de Chernobyl: la reserva radioecológica del estado de Polesia en Bielorrusia

Los autores de este artículo visitaron la parte bielorrusa de la zona de exclusión de la central nuclear de Chernobyl del 29 de septiembre al 1 de octubre de 2016. El primer relato de su visita fue objeto de un artículo en el mensajero de la naturaleza N ° 303 (mayo-junio de 2017). El texto a continuación es diferente, utiliza una bibliografía más extensa y refleja algunos trabajos de investigación inéditos realizados en Bielorrusia.

por Jean-Claude Génot y Annik Schnitzler

Pocas son las personas para las que Chernobyl no significa nada, pero aún más raras son las personas para las que Polesia significa algo. Sin embargo, Polesie es la región sur de Bielorrusia, en la frontera con Ucrania, que recibió la mayor parte de las consecuencias del desastre nuclear de Chernobyl. En 1988, se estableció un tipo especial de reserva ecológica en la zona de exclusión alrededor de la central eléctrica en el lado bielorruso. Esta es la Reserva Radioecológica del Estado de Polesia (RREP) que no depende del Ministerio de Medio Ambiente sino del Ministerio de Situaciones de Emergencia de la República de Bielorrusia. Con una superficie de 2.160 km2 (65 km de norte a sur y 72 km de este a oeste), el RREP recibió 30% de cesio 137, 73% de estroncio 90 y 97% de isótopos de plutonio emitidos por la explosión del reactor. n ° 4 en la central eléctrica de Chernobyl. El plutonio 241 decayó a americio 241 con una vida media de 432 años. Les 740 personnes qui travaillent pour la RREP ont pour missions essentielles de limiter l'accès des populations environnantes, d'assurer la protection contre les radiations, d'éviter la dispersion des radionucléides et enfin de mener un suivi continu des effets de la radioactivité sur la fauna y la flora. Las intervenciones humanas en el medio ambiente consisten en la creación de cortafuegos porque el control de incendios es una tarea prioritaria para el personal del RREP, en la plantación de árboles en los campos para evitar el polvo radiactivo y en el mantenimiento de monumentos de guerra y cementerios. Como todas las áreas protegidas en Bielorrusia, el RREP también tiene un objetivo económico y ciertas actividades "Experimental" se realizan como ganadería, arboricultura, apicultura y silvicultura con 8.000 m3 de madera cortada y aserrada anualmente.

La vegetación rodea las casas abandonadas - foto JC Génot

El "Desastre", como lo llaman los bielorrusos, es una tragedia humana ya que 22.000 personas que vivían en este territorio en más de un centenar de aldeas fueron evacuadas, pero solo 10 días después de la explosión del reactor número 4 en la planta de Chernobyl. Se han enterrado pueblos, otros han sido abandonados. Los ancianos permanecieron en sus hogares y las personas sin hogar continuaron viviendo allí durante unos diez años. Desde entonces, solo el personal de la reserva y los visitantes han frecuentado esta vasta área. Las oficinas de los científicos del RREP se encuentran en el antiguo pueblo abandonado de Babchin, pero la parte administrativa está en la ciudad de Khoiniki, ubicada a 15 km al norte de la reserva. Al sur del RREP, en el pueblo de Masany, se tuvo que remover el suelo excesivamente contaminado y traer el suelo antes de instalar una estación de medición de radiactividad allí para que el personal pudiera vivir. Durante una visita de tres días a principios de octubre de 2016, leímos esta patética inscripción en la pizarra de una escuela del distrito: " Volveremos ".

Edificios enmascarados por árboles - foto JC Génot

Pero el entorno de vida de estas poblaciones quedó inhabitable por el accidente nuclear civil más grave del siglo XX, superando al de Fukushima en 2011 según el Instituto de Protección Radiológica y Seguridad Nuclear (IRSN). La contaminación de suelos, plantas y animales impide cualquier perspectiva de vida normal durante mucho tiempo. Los residentes han sido particularmente penalizados porque en el campo bielorruso la gente cultiva sus jardines, saca agua de los pozos, pesca en los ríos y recolecta setas y bayas en el bosque. Tres días al año, el RREP permite a los antiguos habitantes acudir a las tumbas de sus difuntos durante las vacaciones ortodoxas. A pesar de esto, ha habido muchas incursiones desde la evacuación para cazar furtivamente o saquear y destrozar casas abandonadas. De hecho, el límite exterior del RREP solo se monitorea a través de puntos de control en las carreteras de acceso. Dentro del RREP se ha levantado una valla que abarca un área de aproximadamente 1.400 km2, la zona roja más contaminada, con también puestos de control. Pero en treinta años, la valla se ha dañado en muchos lugares y los letreros con el símbolo de radiactividad no disuaden a las personas de ingresar a esta zona prohibida.

El "Desastre" reveló dos grandes facetas de la especie humana: por un lado la dedicación, incluso el heroísmo de los bomberos, pilotos de helicópteros y liquidadores soviéticos que impidieron que el reactor fundido explotara en contacto con el agua, por otro, la codicia y el desprecio por los humanos. vida de quienes robaban muebles, carpintería, platos de casas abandonadas para vender en el campo sin preocuparse por sus emisiones radiactivas, y funcionarios koljoses que mezclaban productos agrícolas (leche, trigo) de zonas contaminadas con los del norte, salvados por el desastre, para venderlos en el mercado. La contaminación privó a Bielorrusia de gran parte de su producción agrícola y un tercio de las granjas colectivas fueron abandonadas. En cuanto a los evacuados, los que fueron llevados a Minsk viven en barrios separados y son marginados por ser "Chernobylians". Es simplemente surrealista pensar que decenas de miles de bielorrusos todavía viven en un área contaminada, especialmente alrededor de Gomel en el sur del país. En cuanto al personal de RREP, la gente trabaja dos semanas y luego está fuera de servicio. Se monitorean anualmente y tienen un dosímetro, pero los científicos que nos guiaron no tenían uno. No deben superar los 1,5 m Sv / año (el Sievert expresa los efectos biológicos de las radiaciones ionizantes sobre la materia viva, representa indirectamente el riesgo para la salud tras la exposición a una fuente radiactiva).

En todo el país, la radiactividad se distribuye en parches a través de bosques, campos y marismas. Viniendo en automóvil, a 80 km de la reserva, ya había un letrero en la entrada de un bosque con el símbolo de radiactividad. Las cifras indicadas por el contador Geiger que llevamos con nosotros están en µRem / hora (el rem significa hombre equivalente de Röntgen, mide la dosis recibida por todo el cuerpo que depende de los tipos de radiación ionizante). Las cifras indicadas en los paneles de la reserva están en µSv / hora. Tuvimos que hacer una conversión bastante simple de Rem a Sievert (1 Rem = 0.01 Sv) para averiguar dónde estábamos.

El río Pripiat marca la frontera con Ucrania - foto JC Génot

Entonces, en el costado de una carretera, registramos 0.63 µSv / h mientras que en la carretera de macadán estamos en 0.43, dentro de la escuela 0.15 µSv / hy afuera 0.39, en el borde del río Pripiat 0.09 µSv / h, en la orilla 0,27 y en el camino que lleva allí 0,45. Esta en el area "Rojo" que la cifra máxima de radiactividad se registró con 4,11 µSv / h. Un agente de la reserva que pasara una hora al día en estos sectores, alcanzaría la dosis máxima permitida de 1,5 mSv / año en un año. Sin embargo, Valery, nuestro guía de vida silvestre, puede trabajar 10 horas seguidas en el campo durante los meses de verano durante siete días.

Los campos secos se han convertido de nuevo en carrizales - foto JC Génot

Basta subir a una torre de observación de incendios para medir lo que viene ocurriendo desde hace treinta años, es decir, una reconquista de la vegetación siempre que sea posible, y esto en la escala del paisaje en la medida de lo posible. Abedules, álamos, fresnos, arces, carpes y sauces colonizan los espacios abiertos alrededor de los pueblos, y en el interior de algunas casas los árboles frutales se han convertido en salvajes, exóticas enredaderas vírgenes y el lúpulo cubre los techos de los graneros. Los campos drenados se convirtieron en pantanos, que eran antes de que los hombres los convirtieran en agricultura, porque los canales de drenaje estaban bloqueados.

Wasteland hasta donde alcanza la vista - foto JC Génot

En algunas plantaciones de pinos que datan de antes "Desastre", los robles y abedules crecen espontáneamente, recordándonos que las maderas duras existen aquí de forma natural. El valle aluvial del Pripiat es hermoso con sus orillas arenosas, sus islas boscosas y terrazas arenosas donde se desarrolla una vegetación herbácea adaptada a sus suelos secos salpicados de robles. En todas partes, las tierras baldías y los bosques espontáneos se desarrollan y forman densas pantallas frente a casas de madera o edificios de hormigón con ventanas abiertas.

Los caminos retroceden frente a la vegetación - foto JC Génot

Los caminos están devorados por la vegetación y cubiertos de líquenes y musgos. Las señales ya no conducen a ninguna parte, los postes de electricidad ahora están solos, sin cables. Es casi una imagen caricaturesca de un paisaje post-apocalíptico porque la planta cubierta con su sarcófago está a solo 12 km de distancia, una masa oscura que se puede ver a lo lejos desde una torre. A pesar de la "Maldad invisible", la naturaleza es tranquila, serena y se desarrolla de manera exuberante. Uno no puede evitar pensar en esta frase de François Terrasson, quien visitó Chernobyl: "Acabamos de inventar el primer lugar donde el hombre no puede vivir".

Si la vegetación es espectacular, la fauna que se ha desarrollado no lo es menos. Muchas especies en peligro de extinción en Bielorrusia han florecido en estas tierras salvajes, como el águila de cola blanca, el águila chillona, ​​el águila pomarín, el búho real y el gran búho gris. Su número ha aumentado desde que el sitio fue abandonado por humanos. La inundación de los campos provocada por el hombre ha traído aquí la mayor población de cisnes cantores del país. Otras especies están presentes como el avetoro que habita en los inmensos carrizales, el abejaruco europeo en las arenosas orillas del río Pripiat, el guión de codornices en las marismas y la cigüeña negra en los bosques. El gorrión hortelano, un pequeño pájaro paseriforme que se ha vuelto raro en Europa Occidental, anida aquí en ambientes atípicos como prados inundables salpicados de robles y sauces. La tortuga de estanque, o tortuga de marisma, encuentra aquí los ambientes que le gustan (acequias, canales, ríos) y tiene en el RREP sus mayores poblaciones del país con varias decenas de miles de individuos. Entre las especies ligadas al carácter termofílico del sur de la reserva con dunas arenosas y ambientes secos, hay que mencionar la mantis religiosa y una tarántula originaria del sur de Rusia. Par ailleurs, certaines espèces ont été réintroduites volontairement, comme le bison en 1996. D'une population initiale de 19 individus, l'effectif s'élèverait à 174 individus en 2020 selon les gardes de la RREP les animaux évoluent librement, mais sont nourris en invierno. Los caballos de Przewalski procedentes de la zona de exclusión en Ucrania emigraron al RREP. Treinta y seis individuos fueron liberados entre 1998 y 2004 y la población es de 150 individuos en 2018.

En cuanto al lobo, su población ha aumentado debido a que sus presas (ciervos, corzos, alces, jabalíes) ya no se cazan. Pero los números no están aumentando drásticamente, ya que los lobos dividen el territorio según la cantidad de presas y el espacio que necesitan. Cuando la densidad de jabalíes disminuyó recientemente debido a la peste porcina africana, los lobos cambiaron su depredación hacia los animales domésticos (perros callejeros), otros ungulados y castores, que son fáciles de atrapar en tiempos de sequía. Así que no hay más lobos aquí que en otras partes de Bielorrusia, tal vez incluso menos en la última década, porque fueron ahuyentados, en un helicóptero, por un ex director de la reserva. Pudimos detectar muchas señales de su presencia: rasguños, heces, rastros, sobre todo a lo largo de la ribera del río, muy bajo durante dos temporadas secas. Un guardabosques que trabajaba en un puesto de control nos dijo que vio un grupo de 13 personas en la primavera de 2016.

La huella dejada por un oso en un viejo tapiz de una casa - foto JC Génot

Incluso hoy en día, todavía existe una fuerte presión por parte de los cazadores y las autoridades locales para matar a los lobos, considerados dañinos y clasificados oficialmente como una especie de caza. Pero el lobo no es el único carnívoro de la zona: el oso y el lince han regresado tranquilamente. Vimos las huellas de un oso, entramos a una casa en busca de abejas.

Los humanos ya no cazan a los alces y parecen menos temerosos - foto V. Dombrovski

Durante dos salidas, pudimos observar fácilmente alces, cuya densidad es de 7 a 10 individuos por 10 km2. Finalmente, nos impresionó la gran cantidad de urogallos negros, que volaban frente a nuestro vehículo mientras deambulaban por las carreteras. La especie aprovecha tierras recuperadas y marismas y su relativa abundancia merece ser destacada porque esta ave está en la lista de especies en peligro de extinción en Francia.

Víbora peliade - foto JC Génot

También observamos varias rapaces: halcón, halcón y águila de cola blanca, así como una culebra y una víbora pelíada en dos ocasiones. Se han identificado varias colonias de reproducciones murinas de Brandt en cavidades de árboles utilizando radiotracking (1). La instalación de trampas fotográficas, en colaboración con la Universidad Americana de Georgia durante el período 2016-2018 durante 3371 días de captura en 13 sitios diferentes, permitió al biólogo de la reserva confirmar la abundancia de mamíferos en el RREP. De hecho, hay casi 88 animales para 100 días de captura. Los dos mamíferos más comunes en las fotos son el lobo y la liebre. Los alces y los ciervos son los ungulados más comunes en las fotos. El cincuenta y seis por ciento de las fotos de animales se toman de noche, siendo el perro mapache el animal más común. También utilizando trampas fotográficas, la Universidad de Georgia estudió el comportamiento de carroñeros de los animales RREP frente a las carpas de granja, depositadas cerca del río y cerca de los canales de drenaje en un total de 83 sitios.

Una foto de un lince atrapado no lejos de las oficinas de la reserva en Babchin - foto V. Dombrovski

Los carroñeros juegan un papel importante en el ecosistema al prevenir la propagación de enfermedades e incorporar ciertos nutrientes al suelo. Un total de 10 mamíferos y 5 aves fueron detectados como carroñeros. Los pequeños mamíferos y los córvidos (urraca y arrendajo) consumen menos del 8% de la biomasa que se les pone a su disposición. Los principales carroñeros son el perro mapache, el visón americano, la nutria, el lobo, el cuervo común y el águila. Consumieron casi el 49% de la biomasa. Otro fenómeno es seguido por los biólogos: el uso por parte de la vida silvestre de los numerosos edificios, casas y graneros abandonados. Por eso no es raro encontrar un tejón viviendo bajo el suelo, un búho real en un ático, un leonado en una vieja chimenea de un cobertizo, alces o ciervos refugiándose en un establo o un establo. El equipo estadounidense de la Universidad de Georgia y el especialista en vida silvestre de la reserva rastrearon 10 graneros dispersos por todo el RREP con trampas fotográficas en el invierno de 2016 a 2017 y en el verano de 2018 para observar la ocupación de estos sitios por caballos de Przewalski. Los caballos fueron observados 35 veces en 9 establos en invierno por la noche (de 655 noches de captura de fotos) y 149 veces en 8 establos en verano al anochecer (de 1339 noches de captura de fotos). Los grupos de caballos suelen estar formados por cinco adultos y un potro. Los animales usan estos establos para dormir, reproducirse o pasar el rato. Este estudio permitió observar otros mamíferos que frecuentan estos establos: liebre, perro mapache, zorro, jabalí, alce, ciervo, lince y lobo.

¿Qué pasa con los efectos de la radiactividad en la flora y la fauna 30 años después del desastre? Si bien fue fácil ver los efectos de una fuerte radiactividad en la naturaleza inmediatamente después del desastre, no es tan fácil mostrar las consecuencias a largo plazo sobre la flora y la fauna, ya que las interacciones son complejas. Los científicos difieren en sus resultados con respecto a los efectos de la contaminación sobre la abundancia y diversidad de especies. Ha habido una disminución en la abundancia de polinizadores en áreas contaminadas y una menor producción de frutas. Por otro lado, solo hay un efecto moderado de la radiación ionizante sobre los nematodos en los ambientes forestales. Asimismo, la riqueza, abundancia y densidad específicas de las poblaciones de aves en los entornos forestales disminuyen con el aumento del nivel de exposición a las radiaciones ionizantes. Por el contrario, la densidad de los mamíferos no se correlaciona con la contaminación radiactiva. La población de grandes ungulados (alces, ciervos, corzos, jabalíes) es comparable a la observada en reservas naturales no contaminadas, incluso 7 veces mayor para los lobos. Se acaba de realizar un estudio en el RREP sobre los lobos con el fin de conocer la radiación a la que están sometidos y validar modelos que simulen la exposición externa. Para ello, se capturaron 8 lobos y se equiparon con collares GPS y dosímetros electrónicos y se monitorearon entre 165 y 180 días entre mediados de noviembre de 2014 y principios de mayo de 2015. El rango de alcance promedio de los lobos es de 226 km2 y el área central de sus lobos. El rango de hogar es de 8 km2 en promedio. Los lobos están expuestos a dosis de radiactividad muy variables a lo largo del tiempo y el espacio. Así, un lobo estuvo expuesto durante 12 días a 10 veces la dosis promedio recibida durante su seguimiento. De hecho, los lobos frecuentan ambientes favorables para su supervivencia, independientemente del grado de contaminación. El estudio mostró que los modelos subestiman la exposición externa a la que están sometidos los animales.

Si la fauna es tan abundante en el RREP, ¿se debe al abandono por parte del hombre de esta zona que provocó el cese de la caza, la agricultura y la silvicultura, o el bajo impacto de las radiaciones ionizantes en las poblaciones animales? Los científicos encuentran difícil separar el efecto sobre la vida silvestre del abandono humano del efecto potencialmente negativo de la radiación ionizante. Detrás de la abundancia y densidad de especies se esconden efectos deletéreos a nivel molecular. La radiación ionizante puede actuar directamente sobre el ADN e inducir mutaciones genéticas. También puede dañar las células con lo que se llama estrés oxidativo. Por tanto, en micromamíferos se han observado anomalías en el hemograma y alteraciones histológicas del bazo e hígado, así como del sistema endocrino. En las degluciones se ha observado una alta tasa de anomalías morfológicas (albinismo parcial, malformaciones del pico, tumores) y una reducción de la supervivencia (2). Además, las poblaciones de aves (546 individuos de 48 especies muestreadas) muestran cerebros significativamente más pequeños que en las áreas de control (3) y un aumento de cataratas con el nivel de radiación (57 especies muestreadas) (4). Un estudio también muestra que la progenie de los saltamontes presenta anomalías en el desarrollo, la supervivencia y el éxito reproductivo (5). Finalmente, se ha observado una pérdida de inmunidad causada por radiactividad entre plantas y animales, por la aparición de muchas enfermedades infecciosas (6). Estos efectos negativos se detectan principalmente a nivel individual, pero estas alteraciones no parecen afectar el mantenimiento de las poblaciones. ¿Podemos hablar de fenómeno de resistencia con este perro mapache asesinado en su madriguera (muy contaminado) para su análisis: presentó una dosis de radioactividad letal para un humano! Asimismo, un estudio mostró una respuesta adaptativa en las ranas a través de un cambio de coloración. Las ranas que viven en la zona de exclusión son más oscuras, lo que puede protegerlas de la radiación porque ciertos pigmentos ayudan a combatir el estrés oxidativo.

Hasta la fecha, solo un estudio del IRSN responde a esta pregunta de la separación del efecto positivo debido al abandono por parte de los humanos de un potencial efecto negativo de las radiaciones ionizantes. Este estudio se llevó a cabo sobre la base de un análisis estadístico de datos ecológicos que describen la comunidad de aves observada en los 50 km alrededor de la central dañada de Fukushima durante el período 2011-2014. El estudio tuvo en cuenta la dosis absorbida para las aves y las variables ambientales descriptivas, el estado de las áreas alrededor de la planta (área evacuada y zona no evacuada) y el período de estudio. Este estudio muestra que la dosis absorbida tiene más influencia en la reducción del número total de aves que la presencia o ausencia de humanos. Las poblaciones de aves disminuyen independientemente de que el área sea evacuada debido a la radiación ionizante, pero la abundancia de aves es mayor en las áreas evacuadas que en las no evacuadas.

En cuanto a la vegetación, solo las altas dosis de radiactividad registradas durante los primeros seis meses posteriores a la explosión del reactor afectaron a los árboles. En los lugares donde el cesio alcanzó un nivel alto, los troncos se curvaron y las agujas se volvieron amarillas, siendo las coníferas particularmente sensibles a la radiactividad. En áreas muy contaminadas donde las coníferas pueden haber persistido, desde 1993, del 50 al 60% de los árboles jóvenes de 2 a 9 años muestran una anomalía morfológica, a saber, la pérdida de la yema apical (7). Por otro lado, las anomalías relativas a las capacidades reproductivas no han sido significativas desde 1995. Los pinos sembrados fuera del RREP crecen más rápido que los plantados en interiores, pero a largo plazo los pinos infectados recuperan su retraso en el desarrollo. Los científicos también descubrieron que el 10% del cesio y el 40% del estroncio se acumulaban en los árboles y que los helechos acumulaban más radionucleidos que los líquenes. El bosque cubre el 51,1% del RREP y se podría pensar que seguirá expandiéndose. Toutefois, des travaux de suivi de la dynamique forestière spontanée montrent que si le phénomène de reforestation naturelle a bien fonctionné dans les premières années, il semble ralentir actuellement à cause de la couverture herbacée dense (notamment les céréales) dans les anciennes terres agricoles, des sécheresses périodiques qui agissent sur les couches supérieures des sols et de la pression des grands herbivores (bison, élan, cerf).

Les forêts de bouleaux poussent spontanément – photo JC Génot

La répartition des espèces forestières est la suivante : 44,1 % de pinèdes à pin sylvestre issues de plantations dont l’âge moyen est de 55 ans, 7,3 % de chênaies d’origine naturelle ou plantées, 45,3 % de bétulaies (bouleaux) et d’aulnaies naturelles et le reste d’autres feuillus spontanés (frêne, érable, saule, tremble, charme). Les scientifiques de la RREP observent des modifications de ces divers milieux forestiers. Ainsi, les chênes se régénèrent difficilement à cause de l’ombre du sous-étage spontané constitué de charmes et de nerpruns (NDLR : selon Wikipédia, genre d’environ 100 espèces d’arbustes ou de petits arbres de 1 à 10 m de haut) et aussi en raison de la contamination du sol. Les bétulaies sont les forêts les plus représentées avec 30 %, elles ont progressé du fait de leur capacité de colonisation pionnière dans de nombreux milieux tels que champs agricoles, villages, zones inondées artificiellement et progression dans les autres types forestiers. Enfin, les aulnaies marécageuses ont des difficultés à se régénérer naturellement à cause des sécheresses, provoquant de grandes variations du niveau des eaux souterraines et en raison du développement de plantes herbacées denses. Les forêts sont jeunes et seulement 2 % d’entre elles ont plus d’une centaine d’années. Les forêts jouent un grand rôle dans la fixation du césium 137 qui ne s’enfonce pas dans le sol comme l’ont montré récemment des travaux effectués près de Fukushima. Dès lors, les forêts deviennent des réservoirs d’absorption pour ce radionucléide (8).

Plantation de pins sylvestres incendiée – photo JC Génot

C’est pourquoi la surveillance des feux est primordiale pour éviter le relargage dans l’atmosphère des particules radioactives lors d’incendies. Malgré cela, nous avons pu constater des parcelles de pins et de bouleaux entièrement calcinées. D’un côté, ces plantations de pins dans des champs évitent les poussières, de l’autre le pin est très inflammable comme les zones de friche sur les terrains sablonneux lors des périodes sèches en début de printemps et en fin d’été-début d’automne. C’est ce qui s’est produit en avril 2020 côté ukrainien dans la zone d’exclusion avec un feu d’origine humaine qui a brûlé 20 000 ha de végétation et s’est propagé jusqu’à 1,5 km de la centrale. Les autres formations végétales de la réserve sont les champs et les prairies plus ou moins en friche (39,6 %), les marais et zones tourbeuse (3,9 %) et les zones d’eau libre (1,8 %). Notre visite tout début octobre n’a pas permis d’herboriser, mais nous avons pu observer un chenal rempli de châtaignes d’eau, une espèce protégée en Biélorussie. Il existe 45 espèces végétales figurant dans le livre rouge des espèces menacées du pays.

Quel bilan tirer de ces 30 ans de suivi dans la RREP ? Nous n’avions pas besoin d’une catastrophe nucléaire pour nous rendre compte que la nature reprend ses droits quand les humains s’en vont. Le paysage autour de Tchernobyl est celui d’une nature férale qui se développe après abandon des activités humaines. Toutefois, le retour d’espèces absentes de cette région et l’augmentation des effectifs d’autres espèces plus rares à l’époque de l’occupation humaine sont des surprises pour beaucoup d’observateurs. Mais certains résultats montrent que l’abondance et la diversité des espèces peuvent masquer des effets sournois dus aux rayonnements ionisants à moyen et long terme sur des individus, voire les populations de certaines espèces. Seul le suivi continu de la contamination permettra de savoir si, malgré leur faible durée de vie par rapport à celle des humains, la faune subira un effet des radionucléides de longue période.

Nos remerciements vont à Valery Dombroski, Maxim Kudin et Sacha Apanasuk pour nous avoir guidé dans la Réserve radio-écologique d’Etat de Polésie (RREP), et Youri Bogutski et Andreï Prokochin de la réserve naturelle de Berezinsky pour nous avoir permis de nous rendre dans la RREP.

(1) Dombrovski. V.C. 2017. Maternity colonies of Myotis brandtii in the Polesie State Radioecological Reserve. Proceedings of the Theriological School 16 : 144–147.

(2) Møller A.P., Surai P. & Mousseau T.A. 2005. Antioxidants, radiation and mutation as revealed by sperm abnormality in barn swallows from Chernobyl. Proc Biol Sci. 272 : 247-53.

(3) Møller A.P., Bonisoli-Alquati A., Rudolfsen G. & Mousseau T.A. 2011. Chernobyl Birds Have Smaller Brains. PLoS ONE 6 (2) : e16862.

(4) Mousseau T.A. & Møller A.P. 2013. Elevated Frequency of Cataracts in Birds from Chernobyl. Plos One 8 (7) : e66939.

(5) Beasley D.E., Bonisoli-Alquati A., Welch S.M., Møller A.P. & Mousseau T.A. 2012. Effects of parental radiation exposure on developmental instability in grasshoppers. J. Evol. Biol. 25 : 1149-1162.

(6) Geras’kin S.A. 2016. Ecological effects of exposure to enhanced levels of ionizing radiation. Journal of Environmental Radioactivity 162-163 : 347-357.

(7) Zelena L., Sorochinsky B., Arnold von S., Zyl van L. & Clapham D.H. 2005. Indications of limited gene expression in Pinus sylvestris trees from the Chernobyl region. Journal of Environmental Radioactivity 84 : 363–373.

(8) Fukuchi K. & Kon N. 2020. Près de Fukushima, des forêts de césium. Courrier international n° 1566 du 5 au 11 novembre : 30-31


Video: Onze Horas Dicas Fáceis e Simples